Treo Blog

En este espacio puedes explorar las últimas tendencias y noticias en tecnología, seguridad informática e infraestructura TI.

  • Juanita Villegas

Simple, inteligente y omnipresente

Escrito por: Ghassan Dreibi


En este blog, les comparto una breve reflexión en referencia al discurso del CEO de Cisco: Chuck Robbins, durante la RSA Conference 2021, el mayor evento de ciberseguridad del mundo.



Podemos resumir los grandes deseos corporativos de la siguiente manera: desarrollar procesos simples, reducir costos y riesgos, ahorrar tiempo y, si es posible, aumentar la productividad. Sin embargo, durante los últimos 15 – 18 meses, hemos desviado esta ruta para enfocarnos en tecnologías que conectan a personas y empresas para abordar los efectos del confinamiento requerido por la pandemia de covid-19.

Estos esfuerzos por instalar múltiples redes y conectar tantos dispositivos como sea posible han hecho que la seguridad digital sea aún más compleja. Los estudios muestran que las personas y las cosas ya pasan más tiempo conectadas, algo así como 30 minutos más que el promedio antes de la pandemia, un comportamiento que creó un 20% más de vulnerabilidades de las que teníamos en tiempos normales.


Por otro lado, estábamos seguros de que la transformación digital es un camino sin retorno. Brindamos atención médica, educación, servicios públicos, entre varias otras ofertas que se hacen posibles por medios electrónicos. Y confirmamos, una vez más, la importancia de la seguridad digital para que podamos seguir avanzando.


Dos tercios de los CIO ya dicen que aumentarán sus inversiones en ciberseguridad después de la pandemia del covid-19, y los proyectos que duraron años ahora se ejecutarán en meses o semanas debido a un mayor sentido de urgencia.


Con todo esto, está claro que estamos ante un tsunami de amenazas. Cada individuo lleva un promedio de cuatro dispositivos conectados, lo que aumenta aún más los riesgos.

Hay indicios de que la industria del delito cibernético equivale a una hipotética tercera economía mundial más grande con una facturación de 6 billones de dólares, solo por detrás de Estados Unidos y China.


Además de la pérdida financiera, todos sabemos que el mayor costo de los ataques radica en el hecho de que la empresa no puede operar o el impacto negativo en su imagen.

Los profesionales de la seguridad digital han realizado un trabajo brillante durante los últimos 15 a 18 meses para mitigar las amenazas y garantizar la seguridad de las organizaciones. Pero todos sabemos que estamos lejos del final. Hay muchos cabos sueltos, además, por supuesto, nuevas tecnologías como 5G y WI-FI 6 que aumentarán nuestra capacidad para realizar transacciones electrónicamente. Sin mencionar las nubes públicas, las aplicaciones de nube privada y SASE. Contamos con profesionales que trabajarán desde casa para siempre. Tenemos trabajo híbrido, trabajo móvil, en definitiva, multitud de oportunidades para que ganemos productividad.


No hay más parámetros para que las corporaciones se defiendan. Contamos con profesionales utilizando recursos móviles, trabajando desde cafeterías, yendo y viniendo. Necesitamos lidiar con todo esto y más que está por venir, un escenario que requiere la creación de prácticas seguras que nos permitan lidiar con lo desconocido, con lo que aún no hemos enfrentado.


El único camino posible es construir una arquitectura de seguridad de un extremo a otro que garantice la seguridad en todos los puntos de acceso. Algo fundamental para nosotros para afrontar la complejidad creada por la explosión en la cantidad de usuarios, dispositivos, aplicaciones y datos.


Es imposible confiar en los miles de proveedores de seguridad, cada uno con su propia experiencia, para garantizar que todo el entorno esté protegido. Necesitamos reescribir la arquitectura de ciberseguridad considerando al usuario doméstico como una pequeña oficina o sucursal, mientras cuidamos la oficina central con el mismo celo que se usa para monitorear al usuario móvil, aplicaciones en la nube pública y privada, computación de borde …


Debe haber seguridad en todo. Es por eso que en Cisco hemos creado una arquitectura que incluye el análisis del tráfico de datos cifrados en nuestros conmutadores de Internet, nuestra línea de colaboración Webex y capacidades de visibilidad de AppDynamics, todo para ayudarlo a monitorear el comportamiento de la infraestructura de datos por completo.

Somos conscientes de que no vamos a detener todas las amenazas; esta no es nuestra intención. Pero necesitamos visibilidad, necesitamos identificar amenazas mediante la recopilación de información de diferentes fuentes para llegar rápidamente a una solución.

Esto conduce a una arquitectura de confianza cero, la nueva arquitectura SASE, el fin de las contraseñas y la autenticación continua. Necesitamos extraer información de cada interacción y autenticar al usuario sin problemas, algo que debe hacerse con un enfoque de plataforma que sea simple, fácil de entender y basado en inteligencia.


La simplicidad lo ayudará a detectar, coordinar y monitorear. El 70% de nuestros clientes diría que plataformas como SecureX les ayudan a optimizar las operaciones diarias y coordinar la información. Tener un dato es bueno, pero no genera tanto valor como si toda la información estuviera consolidada en una arquitectura analítica.


Es por eso que necesitamos visibilidad de cada punto, endpoint, usuarios, aplicaciones… Nos ayuda a configurar rápidamente la política de seguridad y garantizar la integridad de los puntos de control.


Todo esto debe basarse en conocimientos en tiempo real. Tiene que ser inteligente y estar basado en grandes tecnologías, como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático. Solo así tendremos garantía de seguridad y capacidad de remediación ante lo desconocido.

A pesar de saber que la tecnología es muy importante, no podemos olvidar nuestra dependencia del talento. El 70% de los profesionales de la ciberseguridad dicen que las organizaciones se verán afectadas por un bajo conocimiento profesional. En todo el mundo hay 2,8 millones de profesionales de la seguridad. Es mucha gente. Pero hay 4 millones de vacantes. Son 4 millones de oportunidades que tenemos para los profesionales de la cibernética en todo el mundo.


Necesitamos formar personas, actualizar a los profesionales y seguir desarrollando el talento. Tenemos que facilitar la entrada de las personas al universo de la ciberseguridad. Atraer nuevos talentos como las mujeres, que representan solo el 24% de la fuerza laboral de la zona mientras que representan la mayoría de quienes ingresan al mercado laboral. Esta es una gran oportunidad.


En Cisco, vemos en Talos una gran oportunidad de trabajo para astrónomos, físicos, técnicos nucleares, traductores. Tenemos que buscar profesionales no convencionales con conocimientos no convencionales, que sean capaces de aprender y contribuir de forma constructiva.


También contamos con programas como Cisco Network Academy, una iniciativa que lleva tecnología a estudiantes de secundaria, escuelas comunitarias, universidades, militares e incluso prisiones para educar a esta población y permitirles encontrar empleo en el ámbito tecnológico.


En el último año fiscal de Cisco, 2,3 millones de personas participaron en el programa Network Academy en todo el mundo, y casi 600.000 de ellas en cursos de ciberseguridad.

Una de nuestras corresponsabilidades es la credibilidad. La seguridad en la que todos trabajamos todos los días hace que los usuarios y los clientes se sientan más seguros. Necesitamos confiar en que nuestros datos están protegidos.

Una vez más, nuestros usuarios quieren saber que están seguros trabajando desde casa. La red debe ser segura. Los servicios de salud y educación deben ser seguros. Y esta es una oportunidad.


Las personas deben dejar de preocuparse por la seguridad de la información para consumir cada vez más la educación digital, la salud y los servicios públicos seguros que contienen seguridad digital. Solo avanzaremos en el proyecto de formar una sociedad digital si hacemos una base de seguridad. Seguridad simple, inteligente y ubicua. Para ver el discurso del presidente y director ejecutivo de Cisco, Chuck Robbins, haga clic aquí



Fuente: https://gblogs.cisco.com/la/ciberseguridad1-gdreibij-simple-inteligente-y-omnipresente/

5 vistas0 comentarios